28 de Julio – Día Mundial de la Hepatitis

Si existe un día mundial de algo malo, como una enfermedad, es porque aún queda camino para seguir luchando contra ese mal.

Y así es, ya que la hepatitis mata en el mundo a tanta gente como la tuberculosis o el SIDA. Y el problema no sólo está en que mate a tanta gente como esas otras enfermedades, sino que esas van disminuyendo mientras que la hepatitis va creciendo año tras año.

Pero, ¿qué es la hepatitis?
Es una inflamación del hígado que puede provocar problemas, desde leves a mortales, en la persona infectada. La infección por parte de alguno de los virus que provocan la hepatitis puede ser asintomática y no producir síntomas. Puede también producir una serie de síntomas que se confundan con otras enfermedades, o por el contrario puede tener asociados síntomas más específicos como la ictericia (coloración amarillenta de piel y mucosas).

Y que sea una enfermedad asociada principalmente a países subdesarrollados no quiere decir que no tenga incidencia también en nuestro país. Por eso no debemos bajar los brazos en la lucha contra la hepatitis, seguir apoyando la investigación para buscar la vacuna de aquellas variantes, como la C, que aún no tienen vacuna y concienciarnos del cuidado que debemos tener para prevenir infectarnos. Máxime cuando algunos tipos de hepatitis pueden ser transmitidos por sangre, semen o fluidos corporales de la persona infectada.

Abrir chat